Abogado Herencias Sevilla

Especialistas en herencias y sucesiones

El proceso sucesorio o de herencia es un procedimiento complejo y, a veces, largo. Se trata de una situación con implicaciones legales y económicas que se presenta en un momento siempre difícil, el fallecimiento de un familiar.

Las numerosas gestiones que acarrea gestionar una herencia no hacen sino sumar tensión y estrés a quienes ya atraviesan momentos emocionalmente complicados. Además, en ocasiones suponen problemas económicos o un desembolso que puede poner en apuros a una familia.

A lo que hay que sumar las obligaciones en forma de liquidaciones de impuestos que hay que asumir obligatoriamente, y que están sujetas a unos plazos.

Abogados especialistas en herencias en Sevilla

Este proceso, sin embargo, puede superarse de una forma mucho estresante contando con el asesoramiento adecuado. En nuestros más de veinte años de experiencia en la gestión de herencias y procesos sucesorios, hemos atestiguado que el desconocimiento o los consejos no siempre acertados, hacen más difícil este trago. De ahí que la mejor decisión que usted puede tomar si tiene que gestionar una herencia es acudir a un abogado especializado en sucesiones, que se encargue de todo el proceso, y sepa guiarle con paso firme y tranquilidad de la mejor manera.

Y que consiga que, en términos económicos, le cueste lo menos posible. En definitiva, que vele por sus intereses en un momento difícil y en un tema legal que, posiblemente, usted no controle.

Despacho especializado en herencias y sucesiones: tramitamos todos los tipos de herencia

No hay un solo tipo de herencia. En España, podemos diferencias dos tipos de herencias: testadas o intestadas. Es decir, con o sin testamento.

En muchos casos una persona ha fallecido sin haber testado. En estas situaciones se suele generar gran temor en las familias, pensando que tendrán que enfrentarse a un proceso muy difícil por no tener testamento. Pero no siempre tiene que ser así. Simplemente la tramitación de la herencia seguirá unos pasos distintos hasta la finalización del proceso.

En el caso de las herencias con testamento, también existen varias modalidades de testamento: abierto, cerrado y ológrafo.

Herencia con testamento

Herencias intestadas

¿Herencia intestada?

Si tiene que tramitar una herencia y no existe testamento, contacte con nosotros

¿Qué pasa si no hay testamento?

Si el causante (el fallecido) no tenía ningún tipo de testamento se aplicará el orden de sucesión legal, en el que los hijos o descendientes ocuparan el primer lugar, seguido de los ascendientes y del cónyuge, en tercer lugar.

Indíquenos cuál es su situación relacionada con herencias en el siguiente formulario y le responderemos a la mayor brevedad. Esta consulta es meramente informativa y no supone ningún compromiso para usted.

Trámites relacionados con la gestión de herencia

Algunos de los trámites relacionados con la tramitación de una herencia son:

  • Declaración de herederos
  • Apertura del testamento
  • Aceptación de la herencia
  • Partición de la herencia
  • Liquidación de impuestos

Los abogados especializados en herencias nos hacemos cargo de todos los pasos que los herederos tienen que dar, desde el momento en que se produce el fallecimiento, hasta el momento final del reparto de la herencia. Y llegamos incluso a otros asuntos que puedan surgir más tarde. Logrando, no solo la situación más ventajosa para ellos, sino aligerar en lo posible la carga mental y la preocupación que suponen estas gestiones.

Indíquenos cuál es su situación relacionada con herencias en el siguiente formulario y le responderemos a la mayor brevedad. Esta consulta es meramente informativa y no supone ningún compromiso para usted.


    Trámites relacionados con la gestión de herencia

    Algunos de los trámites relacionados con la tramitación de una herencia son:

    • Declaración de herederos
    • Apertura del testamento
    • Aceptación de la herencia
    • Partición de la herencia
    • Liquidación de impuestos

    Los abogados especializados en herencias nos hacemos cargo de todos los pasos que los herederos tienen que dar, desde el momento en que se produce el fallecimiento, hasta el momento final del reparto de la herencia. Y llegamos incluso a otros asuntos que puedan surgir más tarde. Logrando, no solo la situación más ventajosa para ellos, sino aligerar en lo posible la carga mental y la preocupación que suponen estas gestiones.